Menú Cerrar

Carne de cerdo: también para los niños

Para tener una vida sana es importante informarse sobre las bondades nutricionales de los alimentos y los beneficios que pueden tener si se consumen desde la infancia, entre ellos la carne de cerdo.

En los últimos años se ha hecho énfasis en la importancia de alimentarse bien para evitar el envejecimiento temprano y mejorar la calidad de vida. En Colombia, los expertos en salud y nutrición recomiendan incluir los diferentes grupos de alimentos: 1. Cereales, tubérculos, plátanos y raíces, 2. Verduras y Frutas 3. Leche y derivados lácteos 4. Carnes, huevo y leguminosas secas 5. Grasas 6. Azúcares. Todo esto, resaltando características de variedad en las preparaciones y proporcionalidad alimentaria de acuerdo con necesidades nutricionales individuales, además de consumirlos frescos de manera habitual y que cumplan con condiciones de calidad e inocuidad.

La carne de cerdo juega un rol fundamental en la seguridad alimentaria del país, pues las prácticas porcícolas (tecnificación en crianza, producción y comercialización) garantizan no solo la evolución del contenido nutricional sino también características de calidad, inocuidad y versatilidad gastronómica.

En este sentido, se resaltan las recomendaciones nutricionales compartidas por la Organización Mundial de salud -OMS- y la Guía alimentaria para niños menores de dos años, mujer gestante y lactante del Instituto de Bienestar Familiar -ICBF-, 2018, en donde se hace referencia a ofrecer carnes magras a los niños a partir del sexto mes de vida. La carne de cerdo se contempla como una opción para este tipo de inclusión dietaria y frecuencia de consumo. Su contenido nutricional garantiza aportes ideales de nutrientes como proteína de alto valor biológico, vitaminas de complejo B y minerales presentes como hierro, zinc, potasio y fósforo. Esta proteína es ideal para consumo diario, si se tiene presente la elección de los diferentes cortes magros que ofrece la carne de cerdo: lomo, solomito, cabeza de lomo, pierna y brazo.

Finalmente, identificar la composición nutricional de los alimentos y en especial de la carne de cerdo da al consumidor mayor seguridad. Los análisis bromatológicos realizados a diferentes cortes de la carne de cerdo en el 2018, con el fin de actualizar la información nutricional que se encuentra registrada en la tabla de Composición de Alimentos Colombianos del ICBF mostraron resultados favorables, especialmente en el bajo contenido de grasas y colesterol.

Compartir