Menú Cerrar

5 consejos para mejorar la digestión

Foto: Istock

El aparato digestivo es uno de los más importantes de nuestro cuerpo. Es el encargado de absorber los nutrientes de los alimentos y convertirlos en energía para alimentar a todas las células. Nuestra salud depende, en gran medida, de que logremos una correcta digestión. 

100 billones de microorganismos habitan en nuestro aparato digestivo y son los responsables de su buen funcionamiento. Todos juntos forman un ecosistema propio llamado microbiota o flora intestinal. Existen dos clases de estos microorganismos: beneficiosos y patógenos. Para no presentar problemas digestivos, lo ideal es tener un equilibrio entre ambos.

De acuerdo a la nutricionista Gina González, “la digestión es importante porque gracias a ella se genera la energía que utilizamos cada día. Si no tenemos buenos hábitos y consumimos los alimentos necesarios para realizar adecuadamente este proceso, podemos presentar daños en otros aspectos de la salud”. La especialista explica que algunas de las afectaciones en la salud pueden ser irritaciones en la piel, el cansancio, estrés, insomnio y cambios en el estado de ánimo.  

Especialistas de la compañía Nestlé, a través de su iniciativa ‘Nestlé Contigo’, desarrollaron una lista con cinco consejos que podemos incorporar en nuestros hábitos diarios y poner así, nuestra digestión en marcha: 

1. Incrementar el consumo de fibra

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la recomendación general para los adultos es consumir mínimo 25 gramos diarios de fibra. Algunos de los alimentos más ricos en este nutriente son los cereales como la avena, la quinua y el arroz integral; las legumbres como los frijoles negros y las lentejas; las frutas como la papaya, el kiwi, el aguacate, las frambuesas y arándanos; los vegetales como el brócoli, la espinaca y los espárragos; y las semillas y nueces como el maní, los pistachos, los marañones y las almendras. 

2. Tomar mucha agua

Para agilizar el tránsito intestinal se necesita líquido que ayude a movilizar la comida. De no tomar suficiente agua, podría ocurrir el efecto contrario, es decir, estreñimiento. 

Lo recomendado son mínimo dos litros de agua al día. Sin embargo, la nutricionista Gina González precisa que,  “lo mejor es evitar el consumo de líquidos en las comidas o cerca de ellas. Éstos pueden producir sensación de llenura, acidez y pesadez rápidamente. Lo ideal es esperar media hora luego de consumir los alimentos principales del día para ingerir líquidos”.

3. Masticar una y otra vez

Este es el primer paso del proceso digestivo. Es de vital importancia comer sentado, sin afanes y de manera pausada. Olvídese del celular y el televisor, son los peores amigos para este proceso. Es recomendable masticar entre 30 y 50 veces cada bocado ya que al triturar bien los alimentos, los nutrientes llegan al torrente sanguíneo de forma más eficiente. 

4. ¡A moverse!

Caminar, correr, nadar y cualquier tipo de actividad física ayuda a tener un buen proceso digestivo. Moverse oxigena la sangre, da energía, ayuda a quemar calorías, fortalece el sistema cardiovascular y tonifica los músculos, incluyendo los abdominales, factor importantísimo a la hora de ir al baño.

5. Ojo con el estrés

Para regular la salud intestinal es importante mantener un balance. Eso implica aprender a sobrellevar la ansiedad y el estrés mediante técnicas de relajación como el yoga, la musicoterapia, o incluso, el baile.

Compartir