Menú Cerrar

Antioxidantes… ¡En la pasta!

Foto: cortesia Doria

El consumo de alimentos con antioxidantes es clave para mantener una buena salud. Estas moléculas, por lo general presentes en frutas, verduras y semillas, se encargan de prevenir o retardar la oxidación de otras moléculas. 

La oxidación son reacciones químicas que dañan las células debido a que cuando se producen liberan radicales libres (moléculas que generan efectos negativos como el deterioro y envejecimiento de las células).

Angélica Pérez, nutricionista de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica, explica que “al neutralizar los radicales libres con antioxidantes se dificulta el deterioro del cuerpo, el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles y el envejecimiento. Una persona que consuma bastantes alimentos con propiedades antioxidantes va a ser mucho más joven y vital que alguien que no los consuma”.

Ahora hablemos de la fibra prebiótica. Este carbohidrato se utiliza para enriquecer el contenido de fibra de algunos productos que de por sí no tienen niveles tan altos. También es utilizado para reducir el contenido de grasas o azúcares sin alterar el sabor o la textura de los alimentos. La fibra prebiótica, por lo general, se encuentra en semillas, frutas y verduras. Y ambas, ¡ahora también en la pasta!

Pasta fortificada

Los consumidores de hoy compran alimentos que además de ser saludables tienen otros valores agregados. Por eso, Doria integró a su portafolio de productos una pasta fortificada con antioxidantes (que contiene una mezcla de vitaminas A, C y E, selenio y zinc) y otra de multicereales con fibra prebiótica. 

Ambas están hechas con trigo seleccionado, tomate y espinacas naturales, y vienen en dos presentaciones: spaghetti y tornillos. 

De por sí, la pasta clásica es un carbohidrato que aporta una gran cantidad de energía y eleva los niveles de azúcar de manera adecuada -por eso la consumen los deportistas de alto rendimiento-. Además este alimento, originado en China y no en Italia como muchos creen, favorece al sistema digestivo y aporta proteínas y vitaminas que fortalecen el sistema nervioso. 

Entonces, ¿una pasta fortificada con antioxidantes y otra con fibra prebiótica trae nuevos beneficios? La respuesta es sí. La de antioxidantes, “además de ser una buena fuente de energía, puede aportar propiedades benéficas para la salud como prevenir el cáncer, los infartos, procesos neurodegenerativos y ayuda a mejorar el sistema inmunológico”, asegura Vivian Duarte Romero, especialista en medicina del deporte con máster en nutrición deportiva de la Universidad de Barcelona. 

Por su parte, la de fibra prebiótica contribuye a controlar, por ejemplo, los niveles de glucosa en la sangre y a reducir las calorías que se consumen porque aportan solo la mitad de estas en comparación con carbohidratos de alto índice glicémico, concluye Pérez. 

Compartir