Menú Cerrar

¿Contar o no contar calorías?

Si cuenta calorías, esa palabra a la que muchos le temen, ¿estaría haciendo un buen ejercicio con lo que quiere controlar?

Por: Yury Gómez, nutricionista-dietista Live Life Nutrition

La mayoría de personas cuentan calorías para controlar el peso pero, ¿es realmente un ejercicio coherente con sus objetivos nutricionales?

Le daremos un ejemplo básico: tiene 1600 k/cal para distribuir durante el día y quiere destinar 200 de ellas a un snack entre comidas. Los 3 snacks aportan 200 cal, cada uno.

  • Yogurt griego sabor frutas (150 g) con una manzana pequeña
  • Un paquete de snack horneado con un jugo de naranja (200 ml)
  • Porción de 45 gramos de frutos secos

Aparentemente todas las opciones cumplen con las calorías que necesitamos. Pero caemos en el error de solo contarlas y es allí donde olvidamos lo importante: ¿de dónde provienen las calorías que consumo? ¿Serán solo carbohidratos, solo grasa, solo azucares o una combinación de estas? Puede comerse cualquier snack que aporte las mismas 200 k/cal, pero las respuestas metabólicas que estos alimentos generan en el organismo son totalmente diferentes.

Así las cosas, puede contar calorías pero eso no necesariamente va a llevarlo a la meta de lo que cada persona concibe como ‘peso ideal’ y se corre el riesgo de obsesionarse con algo que no tiene mucho sentido.

Recuerde que lo importante es la calidad de las calorías que está consumiendo. No es lo mismo 2000 calorías de una mazorcada a 2000 calorías de manzana verde. Contar calorías sin la base científica es un laberinto sin salida.

Compartir