Menú Cerrar

Descubra las bondades de la levadura

Este microorganismo potencia de manera natural el sabor de ciertos alimentos, ayuda a activar el sistema inmune para prevenir enfermedades e, incluso, se utiliza en la fabricación de productos para el cuidado personal.

La levadura es un microorganismo vivo, generalmente un hongo, capaz de producir diferentes sustancias mediante un proceso de fermentación que descompone compuestos orgánicos naturales. Este proceso lo experimentamos todos los días cuando
somos conscientes de nuestra respiración, un proceso metabólico donde se
degrada la glucosa en compuestos más sencillos como el CO2 que expulsamos al
exhalar y el ATP que básicamente es la energía que generan nuestras células para funcionar.

La levadura, mediante el uso de la biotecnología, ofrece la posibilidad de obtener bioingredientes muy valiosos para la experiencia de comer. Aunque no la distingamos, la levadura está presente en decenas de alimentos que consumimos. Sus extractos actúan como potenciadores de sabor, ayudando a resaltar y redondear notas deseadas, y
ocultando otras desagradables, de manera natural. Esto significa que no hay
necesidad de recurrir a la sal o al cuestionado glutamato monosódico.

Esos extractos actúan en sopas, salsas, aderezos, snacks, entre otros productos. Y básicamente se encargan de aumentar la gustosidad de las preparaciones. Por eso en muchos productos encontramos los llamados “sabores naturales” que aportan notas de sabor y color a preparaciones como la carne de res, de pollo, de cerdo o al pescado.

Otros usos

La levadura nutricional es un producto muy usado en la fabricación de suplementos nutricionales, especialmente en preparaciones vegetarianas y veganas. Tiene gran contenido de minerales, vitaminas y proteínas. Adicionalmente, se usa en la fabricación de quesos veganos ya que aporta sabores lácteos similares al del queso de origen
animal.

El glucán, por ejemplo, es un compuesto presente en las estructuras celulares de la levadura que, al ser consumido por los seres vivos en suplementos nutricionales, bebidas, leches para bebés, etcétera, ayudan a activar el sistema inmunológico que a su vez
imprime mayor resistencia a enfermedades tan sencillas como la gripe o más
complejas como el cáncer.

En segmentos los del cuidado personal, la nutrición animal o vegetal (fertilización de  cultivos), bioingredientes derivados, entre otros, la levadura funciona como fuente de
nutrientes esenciales en forma de proteína, aminoácidos, minerales y nitrógeno. También participa en los procesos metabólicos del crecimiento y el sistema inmune, convirtiéndose en un reemplazo de productos antibióticos y otros compuestos químicos.

Compartir