Menú Cerrar

Hierro, la clave para derrotar la anemia

El hierro es el metal duro más usado en el mundo y es conocido por su poder magnético. Representa el 95 por ciento de la materia prima que emplea la industria. Es un mineral que se debe obtener de la alimentación y juega un papel fundamental en el funcionamiento del organismo. 

Como explica Ana Carolina Valencia, médica con maestría en nutrición, “este elemento es importante para la fabricación de hemoglobina, una proteína que se encarga de transportar los glóbulos rojos desde los pulmones hasta el resto del cuerpo. Y es fundamental para la fabricación de mioglobina, la proteína que provee de oxígeno a los músculos”. Por eso, el hierro contribuye a reducir el cansancio y la fatiga, ayuda a la función normal del sistema inmune y a la función cognitiva.

Para que estas funciones se desarrollen adecuadamente, los hombres sanos deben consumir un miligramo diario de hierro y las mujeres 1.4 miligramos diarios. Cuando no se consume la cantidad suficiente de este mineral se puede producir anemia, una enfermedad que se caracteriza por síntomas como fatiga, palidez, dificultad para respirar, mareos y ritmo cardíaco acelerado. 

Hay algunas condiciones y etapas en las que se requiere con mayor importancia la ingesta de hierro. Según la doctora Valencia, durante el embarazo este mineral cobra gran importancia porque “en esta etapa la mujer es prácticamente anémica y debe aumentar el consumo de este elemento debido a que hay aumento del volumen sanguíneo y el feto demanda un alto consumo de este y otros nutrientes”.

Así mismo, los niños en crecimiento necesitan un aporte extra de hierro. Y los deportistas y las personas que realizan trabajo intelectual requieren más consumo porque el déficit de este mineral puede repercutir directamente en sus actividades.

Para prevenir esta enfermedad se recomienda consumir alimentos ricos en hierro como los mariscos, las espinacas, la carne roja, hígado, brócoli, tomates, ciruelas, quinua y legumbres. 

Cuando se ha adoptado una dieta vegetariana se debe incrementar, aún más, el consumo de alimentos con hierro porque la constitución química que este elemento tiene en los vegetales se absorbe menos que el de las carnes. En estos casos se puede complementar la alimentación con suplementos en cápsulas, jarabes y alimentos fortificados en hierro.

Entre estos se encuentran las Pastas Doria. Un alimento al que desde hace algunos años se le agrega un paquete nutricional llamado Nutrivit, una mezcla de vitaminas y minerales esenciales que solo se pueden obtener en la alimentación y que, según un estudio del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, los colombianos requieren con urgencia. Estos alimentos también incluyen ácido fólico, zinc y vitamina A.

Para garantizar el consumo de hierro necesario tome nota de los siguientes consejos de la doctora Valencia: 

1) Consumir legumbres dos veces por semana para mejorar la calidad de las proteínas, preferiblemente, acompañados de vitamina C que favorece la absorción de hierro. 

2) Comer al menos dos raciones de carne, huevo o pescado al dia. 

3) Consumir hígado o vísceras por lo menos dos veces al mes.

4)  Inclinarse por los postres cítricos. Estos ayudan a la absorción del ácido fólico y el hierro. 

5) Evitar el consumo de alcohol, café y té porque impiden la absorción del hierro. 

Compartir