Menú Cerrar

¡Ojo! la vitamina A fortalece la visión

La vitamina A es un nutriente liposoluble, es decir, que puede ser disuelto en grasas y aceites. Se almacena en el hígado y su consumo es importante porque influye en muchos procesos internos de nuestro cuerpo. Una de sus principales funciones es que interviene en la formación de los pigmentos de la retina, responsables de que podamos ver en la oscuridad. Por ello, quienes no ingieren la cantidad suficiente corren el riesgo de desarrollar una enfermedad ocular llamada xeroftalmia.

Y ese no es su único beneficio. De acuerdo con la nutricionista Jessica Espinosa, “la vitamina A refuerza el sistema inmune, está vinculada a la formación y mantenimiento de los dientes y huesos, el correcto funcionamiento de los órganos y mejora la calidad de la piel”. 

Según las Recomendaciones de Ingesta de Energía y Nutrientes -RIEN-, para la población colombiana las cantidades diarias recomendadas de esta vitamina en niños es entre 200 a 300 microgramos, en adultos es de 600 microgramos, en mujeres embarazadas de 500 microgramos y en periodo de lactancia lo ideal es entre 850 a 900 microgramos. 

Existen dos tipos de vitamina A. El primero es la preformada que se encuentra en las carnes y productos lácteos. El segundo es la provitamina que la contienen las frutas, verduras y otros productos de origen vegetal, especialmente de color naranja y verde como las zanahorias, el brócoli, las espinacas, el mango y la lechuga.  

Otra forma de consumirlos es a través de alimentos fortificados con esta vitamina. Uno de ellos es la pasta Doria, que desde hace algunos años incluye una mezcla de vitaminas esenciales llamada Nutrivit. Sus componentes son el hierro, el ácido fólico, el zinc y por supuesto, la infaltable vitamina A.

Compartir