Menú Cerrar

Así funciona la economía circular en la alimentación

Foto: Istock

Generar una mayor conciencia sobre la trazabilidad de los productos que se consumen es hoy una fuerte tendencia en sectores como el de la alimentación. ¿Qué tan sostenibles y amigables son con el medioambiente?¿Sus ingredientes tienen un valor nutritivo y cíclico dentro de la cadena de valor? Estas son algunas de las preguntas que se hacen las personas antes de tomar una decisión de compra.

Y en los supermercados se ha vuelto evidente la apuesta de muchos de los fabricantes por informar de dónde vienen sus productos y con qué ingredientes fueron producidos. La claridad con respecto a esta información le permite al comprador conocer incluso el origen de los ingredientes y confirmar si lo que está consumiendo es beneficioso o no para su salud.

Por ello es indispensable garantizar que todos los elementos de la cadena tengan la misma calidad y la sostenibilidad sea protagonista del proceso. Justamente a esto hace referencia la economía circular: una estrategia que busca reducir tanto el uso de materiales como la generación de desechos y que en el caso de la alimentación generalmente comienza entre manos campesinas para terminar en la mesa. 

De acuerdo con Levapan, ese círculo se cierra con el bienestar que sus productos generan en quienes los consumen. Debido a esto enfatizan en la importancia de una alimentación adecuada, con ingredientes que serán utilizados a través de toda la cadena. 

Para esta compañía, el primer eslabón comienza en un cultivo de caña cuando es cosechado y procesado para obtener azúcar. Durante este proceso se genera un subproducto (melaza) que se convierte en el principal alimento para otro ser vivo: la levadura. Un organismo que a su vez se multiplica en el proceso productivo para luego someterse a otros procedimientos biotecnológicos de los cuales salen los extractos de levadura, las paredes celulares y el stock fermentativo.

En un segundo eslabón, Levapan ha encontrado que estos derivados de la levadura aportan vitaminas, minerales y otros elementos esenciales que nutren los suelos y cosechas de diversos tipos de alimentos. Es así como esta compañía colombiana ofrece materias primas y productos fertilizantes biotecnológicos a través de su marca Terramía de productos agrícolas sin químicos.

El tercer eslabón tiene que ver con la alimentación y la nutrición de los animales. En este punto, Levapan ofrece artículos como las levaduras enriquecidas en minerales (selenio, hierro, cobre, entre otros), que permiten suplementar alimentos concentrados con elementos más compatibles con los animales y tienen una mejor absorción de los mismos. También produce reemplazantes de antibióticos y otros compuestos químicos que son fácilmente transferidos al cuerpo humano cuando consume su carne.

Finalmente el ciclo se cierra cuando consumimos cualquiera de estas fuentes (animal y vegetal) y así mismo en preparaciones que tienen estos mismos derivados usados con potenciadores de sabor o como suplementos que también aportan los mismos nutrientes que a otros seres vivos.

Es importante entender que todos estamos conectados y los fabricantes de alimentos como Levapan buscan cada día desarrollar productos que permitan ser más sostenibles. 

Compartir