Menú Cerrar

Lo ‘Orgánico’: ¿La etiqueta del futuro?

‘Orgánico’ o ‘ecológico’ es la tendencia del siglo XXI, un principio que busca, entre otras cosas, volver a alimentarnos como los abuelos.

En los últimos años la industria de alimentos atraviesa un cambio radical en la visión del desarrollo de productos. Esto la ha llevado a incorporar términos como ‘natural’, ‘libre de aditivos’, ‘orgánico’, ‘ecológico’, entre otros.  Todos conceptos poderosos que atraen el interés de las personas, cada vez más conscientes de lo que quieren consumir

Específicamente, el término orgánico data de principios del siglo XX cuando se empiezan a sentar las bases de la agricultura biodinámica: un método de agricultura ecológica donde se busca tener un equilibro entre el desarrollo de granjas y cultivos, con el suelo y la fauna que lo rodean, y que implica no uso de productos químicos para fertilización y protección de las cosechas. 

Desde entonces, diversos científicos decidieron aplicar, fomentar y mejorar estas prácticas. Y, aunque siempre han estado a la sombra de los desarrollos de químicos mucho más efectivos y contundentes en la obtención de productos agrícolas, no por eso han dejado de avanzar en su visión y agenda.

La Soil Association del Reino Unido creó en 1973 la primera certificación orgánica que hoy participa con su sello en el 70% de los productos orgánicos de este país. Durante los siguientes años se consolidaron nuevas asociaciones y entes regulatorios que en la actualidad establecen los parámetros mínimos de certificación, con sus respectivos sellos. Tres de los más importantes en este proceso son:

Soil Association Organic
Sello orgánico de USA
Sello orgánico de la UE

Algunas claves para identificar las cualidades orgánicas de un producto:

  1. 100% Orgánico: solo los productos con esta frase y que tengan en sus etiquetas el sello de la USDA o el de la EU pueden considerarse orgánicos, es decir que cumplen con los métodos de fabricación e ingredientes permitidos por la regulación.
  2. Orgánico: los productos etiquetados como orgánicos pueden tener 5% de ingredientes no orgánicos que sean permitidos por la regulación.  Los ingredientes del producto que provengan de la agricultura siempre deben estar dentro del restante 95% de composición que sí es orgánico. Estos productos también tienen permitido usar los sellos orgánicos.
  3. Hecho con ingredientes orgánicos: dentro de esta categoría están los productos que tienen 70% de ingredientes orgánicos. Dentro de la regulación se indica que deben mostrar el ingrediente orgánico. Por ejemplo: “mermelada hecha con fresas orgánicas”. Si el ingrediente tiene derivados dentro de la misma fórmula, todos estos deben estar certificados (ej. “hecho con maíz orgánico” indica que si la formulación tiene harina de maíz, aceite de maíz, etc., todos deben ser certificados como orgánicos).  Estos productos no pueden usar los sellos orgánicos.
  4. Productos con menos de 70%: solo pueden declarar sus ingredientes orgánicos en el listado de los mismos, pero no pueden identificarlo en otros lugares de la etiqueta.  Tampoco pueden usar sellos orgánicos.     

Agradecimientos a Levapan S.A, empresa multilatina de origen colombiano que produce y comercializa insumos alimenticios.

*Fuentes: Fuentes: Bellamy’s Organic. Oregon Tilth

Compartir